Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

CARMELO RODERO RESERVA SORPRENDE AL JURADO DEL CONCURSO MEXICANO GLOBAL WINE

● El concurso celebra su tercera edición con una cata a ciegas entre profesionales del sector.

● Más de 300 etiquetas de vino se presentaron para ser evaluadas.

Carmelo Rodero Reserva 2018 consigue la puntuación más alta, 99 puntos, en el concurso Global Wine, organizado por la revista El Conocedor. Una medalla doble oro que se entrega a los vinos que destacan por su alta calidad.

Este concurso tiene el objetivo de obtener puntuaciones cada vez más exactas, en consecuencia, formó un panel de cata únicamente con perfiles técnicos. Cinco enólogos mexicanos, Cristina Pino – enóloga de Bodegas Santo Tomás; Lluis Raventos – enólogo de Freixenet; Oscar Gaona – enólogo de Monte Xanic; Alberto Verdeja – enólogo de Bodegas Domecq; Paco Rodríguez – enólogo de Casa Madero y un invitado especial desde España, Vicenete Sotés, Doctor ingeniero agrónomo y catedrático emérito de Viticultura de la Universidad Politécnica de Madrid.

Carmelo Rodero Reserva 2018 despunta obteniendo la puntuación más alta entre las etiquetas presentadas. Un multivarietal de Tempranillo y Cabernet Sauvignon, procedente de viñedos propios de más de 30 años. La perfecta armonía entre la fruta madura y la crianza en barrica de roble francés durante 21 meses hace a esta referencia tan especial para los paladares.

La nueva cosecha de Carmelo Rodero Reserva 2019 llega al mercado el próximo mes de noviembre, muchos profesionales ya avalan su alta calidad.

Sobre Bodegas Rodero – Carmelo Rodero puso los primeros cimientos de su sueño vitivinícola en Pedrosa de Duero hace más de tres décadas. Sus «perlas negras» son el fruto de toda una vida dedicada a cuidar el viñedo. Las hijas de Carmelo, Beatriz y María, siguieron desde temprana edad los pasos de su padre, e hicieron suya esta pasión por la tierra, la viña y el vino. Beatriz es la directora técnica de Bodegas Rodero, la encargada de elaborar los elegantes, sutiles y sofisticados vinos que llevan el nombre de su padre. María es la directora comercial, responsable de hacer que el nombre de esta bodega recorra el mundo. Este nuevo tándem al frente de la bodega ha puesto de manifiesto que la tradición y la innovación van de la mano, y que el legado de Carmelo Rodero no podía estar en mejores manos, porque la historia de esta bodega familiar vive dentro de cada uno de sus grandes vinos.

Compartir

También te puede interesar...

PREMIO A BODEGUERO DEL AÑO

En el 37º Salón Gourmets de Madrid, un evento que reúne lo mejor del mundo gastronómico y vinícola, nuestra bodega fue el escenario de reconocimientos