Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

PAGO DE VALTARREÑA, UN VINO 100 PUNTOS EN LA GUÍA PROENSA

La reconocida guía de vinos otorga a esta referencia la máxima puntuación.

Pago de Valtarreña 2019 ha conseguido 100 puntos en esta reconocida guía de vinos que celebra ya su vigésima primera edición. Una calificación que han conseguido solamente 10 vinos de los 732 reseñados.

Pago de Valtarreña es un monovarietal Tempranillo, elaborado con uvas procedentes del pago familiar que da nombre a esta referencia, Pago de Valtarreña. Debido a las características de sus suelos, arcillosos y arenas frescas, este vino se caracteriza por intensos y agradables aromas. Frutas negras en sazón con recuerdos tostados de cueros, cafés y aromas especiados de gran intensidad. Un atractivo color cereza que en boca se convierte en un vino fresco, con gran equilibrio y estructurado.

Carmelo Rodero Reserva 2019, que acaba de salir al mercado, también se encuentra en esta guía con 98 puntos.

La Guía Proensa ha destacado el considerable aumento de calidad en la elaboración de los vinos españoles. Con su filosofía inicial de rigor en la selección de los mejores vinos de España, esta guía de autor único, se basa exclusivamente en la calidad y el criterio independiente de Andrés Proensa. Desde Bodegas Rodero aplaudimos su forma de ver este sector, no solo viéndolo como un producto, si no con el interés puesto en mostrar el factor humano que hay detrás de cada botella y, que en muchas ocasiones, marca el carácter y hasta la calidad de los vinos.

Sobre Bodegas Rodero – Carmelo Rodero puso los primeros cimientos de su sueño vitivinícola en Pedrosa de Duero hace más de tres décadas. Sus «perlas negras» son el fruto de toda una vida dedicada a cuidar el viñedo. Las hijas de Carmelo, Beatriz y María, siguieron desde temprana edad los pasos de su padre, e hicieron suya esta pasión por la tierra, la viña y el vino. Beatriz es la directora técnica de Bodegas Rodero, la encargada de elaborar los elegantes, sutiles y sofisticados vinos que llevan el nombre de su padre. María es la directora comercial, responsable de hacer que el nombre de esta bodega recorra el mundo. Este nuevo tándem al frente de la bodega ha puesto de manifiesto que la tradición y la innovación van de la mano, y que el legado de Carmelo Rodero no podía estar en mejores manos, porque la historia de esta bodega familiar vive dentro de cada uno de sus grandes vinos.

Compartir

También te puede interesar...

PREMIO A BODEGUERO DEL AÑO

En el 37º Salón Gourmets de Madrid, un evento que reúne lo mejor del mundo gastronómico y vinícola, nuestra bodega fue el escenario de reconocimientos